NO ES MALO DESAHOGARSE

NO ES MALO DESAHOGARSE...NI LLORAR CUANDO SE TIENE...

domingo, 26 de septiembre de 2010

PALABRAS MILAGROSAS

Nunca he sido partidario de concursos, me parece cruel que muchos pongan esfuerzo y solo pocos reciban reconocimiento; tengo fe en que un día no existirán competencias de nínguna clase y que aprenderemos que toda vida y cada individuo, es especial. Las personas serán motivadas a descubrir y desarrollar sus habilidades y talentos naturales, así como también a integrarlos dentro de todos los aspectos de su vida, sin tener que participar en concursos.
 Pero este año, impulsado por la necesidad económica, y no teniendo otro recurso en un país donde existen pocas oportunidades para los artistas creadores, participé en varios concursos, esperanzado en que al menos iba a recibir una mención honorifica. Ese fue mi error. Lo malo de un artista es su ego con su hambre de reconocimiento. Me sentía desanimado cuando me enteré que en el último concurso literario tampoco logré ni siquiera una mención…había participado en tantos…y con el dinero pensaba publicar... Me acosté algo triste esa noche…
Al siguiente día, abro la computadora y encuentro el siguiente email de una persona desconocida:
Felicidades :)
Para:  heklopez@yahoo.com    
Bueno... no es ningún concurso, es sólo que leí su perfil y es casi una obra de arte, me pareció precioso, tierno, totalmente encantador...sólo quería decírselo :)
El efecto de esas palabras fue como un bálsamo, una revolución en mi interior, y me restauró la fe en que definitivamente los ángeles actúan a través del ser humano. Le leí el email a mi esposa y ella lloró de alegría por mí.
Se podría decir que estoy en la penúltima etapa de la vida (la última parte de la vida es desde los 69 años hasta el final, esa es mi visión personal);  y tengo mis ilusiones hasta la vejez,  etapa donde se acrecientan las dificultades y las limitaciones físicas, pero también florece la sabiduría que otorga la experiencia. Desde ya he aprendido que solo lo que tú eres será tuyo por siempre; que servir y compartir es el verdadero reconocimiento y premio. Mira que todo pasa y se deshace... TODO está dentro de uno: Dios, el universo, ¡TODO!...Nada es como parece; solo poseemos lo que damos y vivimos porque los demás nos piensan, o si tenemos suerte, porque  los demás nos recuerdan. Servir es nuestro más valioso e inmenso premio.


4 comentarios:

  1. Casi lloré también... Y me sentí feliz por haberle dado a un gran escritor, como lo es usted, la certeza de que sus palabras pueden conmover, alegrar y entristecer a quien las lea... Y luego de pensar en tantas historias, sin darse cuenta consiguió la máxima belleza al describirse a sí mismo...extraño y maravilloso, no le parece?

    ResponderEliminar
  2. La gloria y la memoria de los hombre y las mujeres, y sus logro, pasan. Lo único que nos debe importar es que dejen un legado positivo para el futuro a través de quienes conocemos hoy, e incluso de quienes nos puedan admirar, irónicamente, en el futuro, por obras concretas. Pero escrito está que nuestro bisabuelos sean prácticamente una sombra. Y más atrás, ignoracia de almas pasadas. Pero nunca debemos olvidar que el fuego, una manta, la encuadernación, incluso el teclado con el que escribimos, nos fue dado por mujeres y hombre que siempre serán desconocidos, pero a la vez siempre serán "padres y madres".

    ResponderEliminar